Blog

Los mejores artículos de interés

Un poco de Feng Shui para tu hogar

Por qué no aprovechar los días soleados para reinventar el interior de tu hogar? Comencemos con el lugar que se utiliza para relajarse y convivir: la sala de estar. Para hacerla más acogedora y convertirla en un lugar que se puede disfrutar mucho, no hay nada como unos cuantos toques de Feng Shui, el antiguo arte chino que trata de armonizar las energías del medio ambiente para optimizar la distribución de los elementos de tu hogar. ¡Aquí te damos algunas ideas, consejos y orientación para inyectar algo de «Zen» al interior de tu casa sin que tengas que asaltar un banco!

¡Que se haga la luz!

En el día – Aprovecha los días más largos para dejar entrar la luz del sol en tu hogar. Cuesta (casi) nada e inmediatamente da a tu sala de estar una sensación más acogedora.

¿Cómo lo hago?

  • Lava tus ventanas (¡las ventanas sucias pueden reducir a la mitad la cantidad de luz que entra en una habitación!)
  • Lava las cortinas para permitir que la luz pase a través, o si planeas cambiarlos, elige unos que estén hechos de fibras naturales y materiales de colores claros.
  • Adorna la sala con varios espejos para atraer y reflejar la luz solar y hacer que el espacio parezca más grande.

De noche – Elige luz de intensidad ajustable que es muy agradable y perfecta para crear un ambiente relajante.

¿Cómo lo hago?

  • Utiliza foco de diferente intensidad: una luz brillante para la mesa del comedor, una iluminación más sutil para los momentos de relajación y una luz directa para leer.

¡Redondea las esquinas!

  • Los ángulos rectos conjuran energías negativas y por eso debemos ocultar los bordes prominentes y las esquinas de las paredes con elementos decorativos como plantas, cojines, lámparas, floreros… ¡Hay muchas opciones de dónde elegir!
  • Los verdaderos símbolos del Feng Shui, las plantas, crean calma y serenidad. Sin embargo las plantas que tienen hojas muy puntiagudas o con espinas (cactáceas) se deben evitar y en su lugar preferir plantas herbáceas con hojas redondeadas. Consejo: el bambú es la mejor planta que hay para crear armonía en tu hogar. ¡Pruébalo!

¡Crea un ambiente armonioso!

  • Para invitar a la conversación, acomoda sillones y un sofá alrededor de un punto central como una mesa de centro o una chimenea y nunca dando la espalda a una puerta.
  • Si tu sala de estar es grande, piensa en dividirla para fomentar el intercambio y la conversación: los espacios abiertos hacen que un cuarto sea más bien frío. Un biombo es perfecto para separar el área de relajación o la oficina del comedor.
  • Para mejorar el bienestar, evita la acumulación de objetos (adornos y pinturas, por ejemplo) y prefiere una decoración sencilla. ¡La habitación tiene que poder respirar!
  • El Feng Shui y el desorden no van de la mano así que asegúrate de mantener el espacio limpio y en orden.

¡Encuentra el equilibrio ideal!

¡Una sala Feng Shui es también un lugar iluminado y colorido! No te asustes, no tienes que salir corriendo a cambiar totalmente tu decoración ni pintar las paredes de rosa fucsia para cumplir esta regla. ¡Con unos cuantos cojines, mantas, velas, floreros, cortinas o pinturas, puedes dar a la habitación el toque de vida que necesita! También puedes pegar estampas coloridas a las paredes o alacenas (y cuando te canses de ellas, puedes quitarlas con agua jabonosa). Aquí tienes un dato importante: el rojo simboliza energía, pasión y fuerza. El azul evoca tranquilidad y frescura. El verde representa la armonía y el equilibrio… ¡Puedes elegir un color que vaya de acuerdo con tu estado de ánimo o con tu personalidad!

Después de los colores, puedes empezar a jugar con los materiales. Por ejemplo, una bandeja de cristal con divisiones sobre una mesa de centro hecha de madera, un cojín de terciopelo sobre un sofá de cuero, y un candelabro de plata en una credenza de mármol… ¡las combinaciones posibles son infinitas!

 

 

 

Fuente:

http://www.everydayme.com.mx/casa-y-jardin/decoracion/art%C3%ADculo/decoracion-feng-shui-zen-dormitorio-hogar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *